Editor de continguts Editor de continguts

« Ves enrere

El Día del Futuro tuvo su lanzamiento con intercambios sobre las nuevas formas de organización en el trabajo

 

El Día del Futuro, la iniciativa de La Diaria que apoya el Ministerio de Industria, Energía y Energía (MIEM), tuvo su lanzamiento 2017 en Sinergia Design, bajo la consigna La economía y el futuro. El evento de lanzamiento tuvo como eje las nuevas formas de organización en el trabajo, y en él disertaron el subsecretario del MIEM, Guillermo Moncecchi; la presidenta de Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop), Rosana Perdomo; el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira; el decano de la Facultad de Economía, Rodrigo Arim; el director de Sinergia, Martín Larre; y la diseñadora de servicios y experiencias Valentina Pi.

El Día del Futuro es una iniciativa que reúne a amplios sectores de la sociedad civil, la academia y la política del país para generar una instancia dedicada a la reflexión sobre el acontecer a mediano y largo plazo. 

Durante el intercambio, los expositores ofrecieron sus miradas sobre el mundo del trabajo y dialogaron sobre temas como el impacto de la robotización, la inteligencia artificial y las tecnologías de la información y la comunicación sobre él; los posibles riesgos que estas tecnologías pueden ocasionar en los puestos de trabajo; las políticas públicas; los desafíos para el movimiento sindical; las posibilidades que ofrecen el emprendedurismo y los espacios de trabajo colaborativo; los aportes de la economía solidaria y el cooperativismo; y la diversidad y el trabajo.

El subsecretario Moncecchi destacó la importancia de que diferentes actores intercambien sus visiones sobre este tema relevante, y recordó que los cambios en el mundo del trabajo no forman parte de un proceso que comience recién ahora, sino que han atravesado diferentes etapas. No obstante, explicó que este proceso "se está consolidando muy rápido", por lo que resulta necesario "actuar".

Para ello, afirmó, se requiere partir de la "humildad" de admitir que estos procesos son muy "grandes" y "rápidos", por lo que nadie tiene la palabra final sobre ellos. Por el contrario, se trata de un mundo de "incertidumbre", que exige "estar preparados" para ir siguiendo estos fenómenos y "tener claros los conceptos" y la "visión ideológica" respecto a lo que resulta prioritario.

Su visión de estas temáticas, subrayó, "no es ni apocalíptica ni tecnoutópica".

El subsecretario caracterizó además la producción actual, con tres componentes que determinan el tipo de trabajo. Esto incluye el "mundo digital", en el que "las barreras son escasas" y los procesos más rápidos; el "mundo de los átomos", con una producción más clásica; y el "mundo de la creatividad", donde se trabaja con el ser humano, como en la docencia, por ejemplo, y donde las personas "hacemos la diferencia".

Moncecchi explicó que el trabajo puede combinar estos tres mundos, y que esa interacción ocurre en un marco social. Sostuvo que en el mundo digital "las posibilidades son casi infinitas" a la hora de manipular objetos (como ocurrió con la fotografía y la música), y el dinamismo es enorme, ya que casi no existen tareas rutinarias. Uno de sus grandes desafíos es la formación.

Por otro lado, el mundo de los átomos se vuelve más dinámico si interactúa con el digital (por ejemplo, a través de la robotización y la automatización), aun cuando sus procesos son más lentos.

Agregó además que la automatización tendrá más impacto sobre las tareas menos calificadas, lo que generará un enorme desafío a corto plazo, si bien, en el largo plazo —confió seguramente traigan más innovación y más oportunidades. Por todo ello, es necesario planificar la protección social, opinó.

Entre los grandes desafíos que se enfrentan, añadió Moncecchi, se encuentran la motivación de los más jóvenes y la innovación, no solo en el mundo del emprendedurismo, sino en el de las empresas más tradicionales.

Por otro lado, el subsecretario del MIEM remarcó la importancia de reconocer que existen "diferentes sistemas" en los que las personas se sienten más cómoda, con "distintos formatos y visiones"; y todos ellos, merecedores de respeto, conviven dentro de un esquema social. "No se puede perder el acuerdo social", aseveró.

 

4/9/17